5 junio, 2015

imagesGYE0491HHoy en día, el mundo ha sufrido variados cambios. La gente está tomando más conciencia de su reivindicaciones sociales y, por ende, exige mucho más por sus derechos que antes, entre ellos, el derecho a una educación gratis y de calidad, así como también, el disfrutar de un trabajo digno y bien remunerado.

Las nanas no están ajenas a esto. Este año fue promulgado por el Gobierno la Ley 20786, que habla sobre los derechos y deberes de los Trabajadores de Casa Particular, entre los cuales se habla de la obligación a ser contratadas y a que se paguen sus cotizaciones previsionales íntegramente, que se les paguen un Seguro de Accidentes Laborales y que también tengan derecho a trabajar las 45 horas que establece El Código del Trabajo, en el caso de las Puertas Afuera o que tengan un descanso mínimo de dos días semanales, en el caso de las Puertas Adentro, que entrará en vigor a partir de noviembre de este año.

Algunos tips para mantener feliz a una nana trabajando en su casa son:

1.- Tratar a la Nana como a un integrante más de la casa y no como a un objeto de trabajo: Muchas veces pasa que los Empleadores no tratan con el debido respeto y dignidad a las nanas, porque están bajo su subordinación y dependencia: no les permiten comer lo mismo, las obligan a realizar labores no contempladas en el Contrato de Trabajo, tales como lavar grandes patios, limpiar grandes ventanales, limpiar la caca del perro, lustrar zapatos, salir a comprar a la calle con el delantal de nana puesto, les gritan y las tratan mal, entre otras cosas.

2.- Cumplir lo prometido en cuanto a su salario: Hay veces que en las entrevistas de trabajo, los Empleadores les prometen a las Nanas ganar un cierto monto, pasado un período de prueba, como dos o tres meses, pero no cumplen con su palabra. A eso se suma, que no les hacen contrato ni tampoco les pagan sus cotizaciones previsionales, y si los hacen, les cotizan por el sueldo mínimo, práctica que, hoy en día, está penada por la Dirección del Trabajo.

3.- Respetar el Contrato: Hay oportunidades en que la Nana está obligada a atender a muchas más personas, que las establecidas en Contrato, dado que los Empleadores en ciertas oportunidades realizan eventos sociales e invitan a un montón de personas. Hoy eso las Nanas no lo están permitiendo, porque eso no está dentro de lo acordado ni está establecido dentro del Contrato. También cae dentro de este ítem el hecho de llevar a la Nana a trabajar por el mismo sueldo a la casa de veraneo de los patrones, puesto que el Contrato establece explícitamente el lugar físico y las condiciones de Trabajo. Para ello, el Empleador deberá hacer un Anexo de Contrato, con las nuevas condiciones y sueldo ofrecido y firmado por ambas partes.

4.- Ser consideradas con sus salidas: Hay oportunidades que los Empleadores quieren que les trabajen el día sábado hasta tipo 5:00 pm, después que la familia haya almorzado y lavado los platos. Hoy en día, las Nanas no están permitiendo esa práctica, puesto que se están sintiendo vulneradas en sus derechos, en cuanto a que ellas también deben descansar y estar con sus familiares. Debemos tener en cuenta que muchos trabajos son muy alejados de los hogares de sus Trabajadores. Con la nueva Ley, las Nanas podrán tener los dos días a las cuales todos tenemos derecho. La salida más lógica que creo se dará es trabajar de lunes a sábado hasta las 12:00 pm y se le dará mediodía en la semana para que vayan a realizar sus trámites (pagar cuentas, ir al dentista, etc.).

5.- Dar beneficios y capacitación: Siempre una nana será agradecida de todo aquello que reciba extra y que no está dentro de la obligación del Empleador, como por ejemplo, recibir aguinaldo, algún bono por puntualidad y/o inasistencia, ser afiliada a algún seguro dental y ser capacitada en alguna especialidad afín a este oficio, como repostería o primeros auxilios.

La lógica que se ocupa en la relación Patrona-Nana es exactamente igual a una relación Empleador-Trabajador de cualquier empresa. Uno debe pensar para que tener lo mejor, se debe invertir, y si no tienes lo suficiente como para invertir, al menos tratar con cariño y respeto a quien hace que tu casa se mantenga en orden y en funcionamiento, tal como a uno le gusta.