24 marzo, 2015

El 31 de marzo terminará el plazo para que los Empleadores que hayan contratado los servicios de nanas a partir del 2014 hacia atrás, registren sus contratos debidamente firmado por las dos partes en la Dirección del Trabajo.

El no cumplimiento con ese dictamen se arriesgan a una multa que va desde los 10 hasta los 60 UTM. Además de ello, ante cualquier reclamo que haga la nana en la Dirección, se entenderá como acordado legalmente aquello que diga la nana, por no tener escriturado las condiciones de trabajo.

Además de ello, los empleadores que tengan una nana trabajando en su casa de manera informal, es decir, sin contrato y sin cotizaciones previsionales, deberán pagar con multa todas las imposiciones de forma retroactiva. Las empleadas que no tengan sus cotizaciones al día no podrá ser despedida por la empleadora, hasta que eso esté debidamente regularizado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *